miércoles, 13 de marzo de 2013


CONECTORES CAUSALES

Los conectores causales (izan ere, zeren, ze, zergatik, alabaina, ba(da)...),  como todos los demás conectores, se usan para expresar la unión entre frases e ideas. En cierto modo, expresan el porqué o la explicación de lo que sigue en relación con lo anteriormente dicho. Por ejemplo:

Ez diot esan.  (No se lo he dicho.)  <  Ez dut ikusi.  (No le he visto.)

Esta unión no tiene por qué ser del tipo causa-efecto; también puede ser explicativa.  Este tipo de uniones se realizan mediante los conectores causales que examinaremos a continuación.

IZAN ERE

Parece que este conector proviene de la estructura “participio + ERE”. De todos modos, está completamente fosilizado y se usa frecuentemente como conector. Esta forma es bastante reciente (más o menos del siglo XIX) y se usa especialmente en Vizcaya y Guipúzcoa. He aquí algunos ejemplos:

Ez du konponbide errazik; IZAN ERE, interes asko daude jokoan.  No tiene fácil arreglo; EN EFECTO, hay muchos intereses en juego.

Bota egin dut; IZAN ERE, oso zahartuta zegoen.  Lo he tirado; ES QUE estaban muy viejos.

Hau ez da lehengoa; IZAN ERE, orain gauzak hobeto daude.  Esto ya no es lo de antes; EN EFECTO, ahora las cosas están mejor.

Pozik egotekoa da; IZAN ERE, egunero ez da halakorik gertatzen.  Es para alegrarse; EN EFECTO, no todos los días sucede algo así.

Oso gogorra izan da; IZAN ERE, hiru urte kosta zaigu amaitzea.  Ha sido muy duro; EN EFECTO, nos ha costado tres años acabar.

Normalmente suele aparecer al principio de la segunda frase, entre comas, y las oraciones se suelen separar con punto o punto y coma. Algunas veces, puede encontrarse junto con otras partículas. He aquí algunos ejemplos:

Oso nabaria zen ETA, IZAN ERE, berehala ohartu ziren.  Era muy evidente Y, EN EFECTO, en seguida se dieron cuenta.

Leku guztietatik deitzen diote; IZAN ERE, onenetarikoa BAITa.  Le llaman de todos los sitios; Y ES QUE es uno de los mejores.