martes, 2 de abril de 2013


"- RECUERDO UN CRUCIGRAMA QUE ME DIO UN MONTÓN DE QUEBRADEROS DE CABEZA. ME PASÉ DÍAS INTENTANDO RESOLVERLO PERO ERA IMPOSIBLE. FINALMENTE ME DI CUENTA DE QUÉ ERA LO QUE FALLABA...

- ¡ERA UN TABLERO DE AJEDREZ..."