viernes, 1 de marzo de 2013

"8

A LA MUERTE

¿Por qué no pues ahora - tú que seguro llegas?
Te espero - muchas son mis desgracias.
Ya apagué la luz y abrí la puerta,
a ti, cosa simple y extraña.

Toma para ello no importa qué aspecto.
Irrumpe tal proyectil envenenado,
o furtiva y con pesa, tal bandido experto
o con vapores de tifus impregnados.

O con un cuento por ti misma inventado
y al que ya hasta la náusea conocemos -
para que yo vea de la gorra azul el plato
y la palidez de miedo al casero.

A mí ya nada me importa. El Yenisei va removido.
Reluce la estrella polar
y el azul brillo de los ojos queridos
el último tormento cubrirá."

ANA AJMÁTOVA