miércoles, 16 de marzo de 2016



El alfabeto griego es acrofónico (del griego ακρός (akrós) "extremo" y φωνή (foné) "sonido, es decir, el sonido del extremo inicial de la palabra): el primer sonido del nombre de la letra griega se corresponde con la pronunciación de esa misma letra. Ej: la letra alfa (A) se pronuncia "a", la letra beta (B) se pronuncia "b", y así sucesivamente.